sábado, 23 de junio de 2012

Sobre Lucio Muñoz, el artista.

Conocí por primera vez la obra de este artista en El Café del Mercat al que íbamos el grupo de amigos, a tomar una copa después de cenar.

En el acceso al primer piso en el descansillo de la escalera y ocupando toda la pared, un enorme grabado realizado en tres secciones nos maravillaba a todos.

Recuerdo que bromeábamos con su nombre, Lucio -nombre de pez de agua dulce, depredador, de gran voracidad- al que re-bautizamos como sardina o boquerón, contraponiendo la idea de grande-pequeño-grande.

No cabe duda de que Lucio Muñoz es grande, uno de los grandes, parte de nuestra historia artística, parte de nuestra riqueza.

A mí, particularmente, me causa admiración que al final de su vida, sabiendo que estaba enfermo de cáncer y que no le quedaba mucho por vivir, seguía trabajando en su obra, aunque esto tampoco es especialmente heroico pues lo hace mucha gente en sus mismas circunstancias aunque creo que en el caso del artista, con una gran coherencia moral.



Siempre fue lo que fue, Lucio Muñoz, y aunque rodeado de artistas "militantes" en todo tipo de tendencias, incluso su propia esposa, fue fiel a si mismo, esto, esto es lo que más me fascina, la fidelidad del autor con su obra, con sigo mismo.

          

viernes, 30 de septiembre de 2011

José Esteve Adam, exposición en Carcaixent.


Con el título de El paisatge eleborat, en Carcaixent, en la Sala Municipal d'Exposicions, se ha podido ver una serie de obras del autor entre 2005 y 2011.

Conocí a José Esteve en una entrevista que hice con la idea de, a través de la mirada de una artista plástico, explicar el paisaje que nos rodea. Ese paisaje feo para muchos pero lleno de carácter, lleno de nuestra propia esencia y también tan bello para nosotros.

Paisajes portuarios, fábricas, canales, grandes zonas de campos y cultivos imbricadas con estructuras y elementos de ingeniería que tanto dicen del momento en que vivimos. Obras llenas de naturaleza de espacios abiertos...

Con la temática de esta exposición pero también con la técnica empleada por José Esteve, tan cercana a la geometría de las cosas, podemos acercarnos precisamente a nuestro paisaje el paisaje que nosotros mismos elaboramos, al menos el elaborado por nuestra sociedad.

sábado, 8 de enero de 2011

Creer o no creer.

Ante el comentario de un compañero de trabajo, que dice: "...la historia te la puedes creer o no creer", refiriéndose a los hechos de la Navidad, más concretamente a la Epifanía me veo sorprendido por mis propios pensamientos. ¿Creo en la física o no?, ¿he de poner en duda los edificios que se construyen o los materiales empleados para la fabricación de una embarcación? ¿Debato con mi médico mis enfermedades?

Después de haber leído a Umberto Eco, sí que podría plantearme en creer o no los hechos históricos, aunque estén más que contrastados.

Respecto al aspecto religioso, no es tan importante que, el hecho pueda ser enmarcado en un mes como el de marzo (según algunos autores), o incluso en una fecha como enero para los cristianos ortodoxos, a diferencia de diciembre para la religión católica, creo que por una cuestión de calendarios.

Lo realmente importante; y esto lo olvida mucha gente, es la celebración de la Epifanía: la manifestación de Dios. El hecho de que Dios se hace hombre.

Para mí, que soy ateo, quizá el nacimiento esté visto desde un perspectiva un tanto especial pero entiendo que es importante en el contexto religioso, y vaya sí es así, que este acontecimiento o más bien su significado, ha desencadenado guerras, muertes, saqueos, excolulgaciones y desde luego arte, mucho arte.

No es suficiente haber leído en algún lugar que debido a que el ganado se guardaba así o asá, esto indicase que fue muy entrada la primavera cuando el acontecimiento tuvo lugar. Es un debate de siglos que creo que carece de importancia dadas las conclusiones. Pudo ser... o no.

En alguna obra podemos observar donde, la Virgen María muestra al Niño Jesús señalando con su dedo índice el sexo, cuestión que alarmó a los mojigatos de otras épocas, ocultando el pene sagrado de las miradas de los demás con algún drapeado "oportuno", pero no el dedo de su madre que seguía diciendo: se hizo hombre, mirad sus atributos de hombre "ocultados por algún imbécil".

martes, 9 de marzo de 2010

Yo también soy Román de la Calle.

Desde hace un par de días, en Valencia se dió la noticia de la dimisión del director del MuVIM, Román de la Calle debido a que desde la Diputación Provincial exigieron la retirada de unas fotografías en las que aparece Francisco Camps y otros, en pleno caso "Gürtel". Hoy comentaban también en T.V. sobre la manifestación de un grupo numeroso de personas que apoyaban a Román de la Calle, y desde mi humilde Blog quisiera adherirme a este hecho.
Algunas personas llevaban pancartes en las que se podía leer "todos somos Román de la Calle".
Román de la Calle además de los innumerables títulos académicos, ha sido mi profesor. Es una gran persona. Recuerdo mi primer día de Facultad a las 8 de la mañana de un día frío y lluvioso, en mi primera clase. Román de la Calle entró en el aula y comenzó a hablar. Yo me quería morir, después de muchos años sin estudiar, hacer el acceso a la universidad para no enterarme de nada me resultaba muy duro, estaba demasiado asustado. Sentía que me quería ir del aula y que allí no hacía nada.
Pasó el tiempo y la verdad es que me fue muy bien en los estudios, y pese a que la asignatura de Román de la Calle me resultó francamente difícil la saqué con buena nota.
Román siempre ha estado dispuesto a escuchar y pese a que muchos alumnos se acercaban a él con "zarandajas", jamás se vió un mal gesto por su parte, todo lo contrario. Estamos hablando de uno de esos profesores, personas especiales de las que te encuentras muy pocoas en la vida.
Se habla del Partido Popular y de sus dirigentes, y de lo que sucede con Cuba, país en el que no existe la libertad de expresión. ¿Acaso lo estamos haciendo mejor nosotros?. En España, en Valencia, donde debería de imperar la Libertad, con mayúsculas, vemos que los políticos no resisten sus propias responsabilidades y sin desear juzgar a Francisco Camps, que de eso ya se encargará otro... y Dios, vemos que desean ocultar aquello que fué imagen, noticia y una realidad vivida por todos.
Aparte de todo, me mueve el cariño hacia este magnífico profesor, que siempre, cuando me he cruzado con él ha tenido una palabra amable y correcta, y un especial apretón de manos. Hace poco fué condecorado por el Gobierno Francés en el instituto Francés de Valencia por su trabajo, vamos que no estamos ante una figura del deporte.
Yo, también soy Román de la Calle.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Excelente noticia sobre "El Colegio del Patriarca".

Me acaba de informar mi profesor/tutor de que el Archivo del Colegio de Corpus Cristi, (del Patriarca), abre en un horario al que puedo acceder. Es la mejor noticia que me han dado en mucho tiempo ya que poder acceder al archivo, es un "pedral" menos en mis estudios de doctorado.

Los estudios están llenos de inconvenientes, trabajo, dinero, tiempo, la familia, y este es un inconveniente menos.

Realmente la familia jamás es un inconveniente pero suma como si lo fuese.

jueves, 22 de octubre de 2009

Desesperación con mis estudios.

En ocasiones tenemos que plantearnos si es posible o no luchar contra los elementos. En mi caso, si que lo intento, de hecho, me he sacado una carrera estudiando y trabajando a la vez. Está claro que gracias a una ayuda familiar inestimable.

Ahora la historia continúa con mi doctorado; tengo el tema, tengo ilusión y me gustaría hacerlo pero la soledad pesa mucho, no es como asistir a clase y el contacto con el profesor tutor es escaso, no porque tenga que ser así, es porque no puede ser de otro modo, al menos de momento.

Mi investigación se topa con escasa o nula información, todo está en el aire, los archivos que he de visitar abren por la tarde... problemas y más problemas. Además está la falta de contacto con la "realidad" académica necesaria como para sentirse arropado o en la vía correcta.

Es posible un cambio de tema pero en este momento no me lo puedo ni plantear.

lunes, 15 de junio de 2009

Vocación de estudiante.

Ya finalicé la carrera, e incluso el tercer ciclo y ahora estoy con mi doctorado. Esto debería de llevarme al planteamiento de que he aprendido lo suficiente y que podría transmitir lo aprendido a otras personas. Incluso que lo aprendido me sirviese para alcanzar una serie de objetivos a corto o medio plazo.

Estoy nuevamente de alumno en un curso sobre cultura medieval y he de decir que me encuentro verdaderametne cómodo, escucho y atiendo, no solo a mi profesor, sino también al resto de alumnos y como ya digo, me satisface enormemente. Quizá esto sea debido a que los cinco años de carrera me han predispuesto o mejor, me han dado forma como alumno.

Mi experiencia como profesor no ha hido más allá de unas clases y alguna disertación o tema como trabajo de aula y pese a que la teoría entorno a la educación me gusta, no creo que el resultado fuese el mismo en el terreno de la práctica. Es por ello que explico que me veo con vocación de estudiante...